Sunday 21 november 7 21 /11 /Nov 10:15

gogogo.jpg

 

El siguiente texto es una transcripción literal de lo expuesto oralmente por José Pablo Feinmann en el Ciclo de conferencias "A Pensar de Todo", realizado durante el año 2009 en el Centro Armenio de Buenos Aires.

La gran diferencia o una de las grandes diferencias entre la Izquierda y la Derecha son, radican en las dos definiciones que voy a dar.


La Izquierda, en general, vive llorando a sus mártires.

 

La Derecha vive honrando a sus guerreros, asesinos todos, a los que levanta estatuas, y a los que llama próceres o patriotas, según la presentabilidad que tengan.


La Izquierda vive de la memoria de los caídos por la causa. Hace un culto del entregar la vida, que el momento más glorioso en la vida de un militante es aquel en que entrega esa vida.


Por ejemplo, cuando la Triple A mata a Ortega Peña, las columnas de Montoneros al día siguiente, y del ERP también, desfilan bajo la consigna de, “Vea, vea, vea, que cosa más bonita, Ortega dio la vida por la patria Socialista”. Lo cual había que cuestionar, ante todo, si era bonita la cosa. Pero la Izquierda tiene esa concepción: Dar la vida por la causa. Es que está tan acostumbrada a que maten a sus militantes, porque la Derecha es muy poderosa, es muy poderosa…


La Derecha sabe que tiene derecho a tener el Estado, a tener las armas, a dictar las leyes, a instaurar las prisiones, por seguir a Foucault, a instaurar los manicomios. Pero sobre todo, a tener las armas, a tener el poder del Estado, y a dictar las leyes. En este sentido la Derecha honra más a sus guerreros que a sus víctimas, porque… no tiene tantas víctimas.


Lo que la Derecha piensa es que, el orden natural de las cosas debe ser el orden que ella impone a las cosas. Que toda alteración de ese orden es anarquismo, acratismo, subversión, revolución… palabras malditas por las cuales se suele tomar brutalmente la vida de quienes se levantan en nombre de esas causas.


Los términos Izquierda y Derecha nacen en la Revolución Francesa. Y la Izquierda nace por el Club de los Jacobinos, que llevaba este nombre porque se reunían en un monasterio, que era el monasterio de los Jacobinos y el Jacobinismo es el ala más extrema de la Revolución Francesa. En este sentido es su ala izquierda.

 

Se oponen a los Girondinos, que eran más su ala derecha.

 

Pero el Jacobinismo era su ala izquierda burguesa, eh. Porque tenemos que la Revolución Francesa es un Revolución Burguesa, una revolución brillante, realmente, muy bien hecha.

 

Es cierto que participan las clases bajas, porque digamos, tanto la burguesía revolucionaria como las clases bajas, padecían el orden monárquico de Luís XVI y María Antonieta.
 

Basados en la Revolución Francesa, un joven filósofo alemán, en 1844, comienza a escribir sus primeros textos, sus manuscritos económicos filosóficos, y una critica a la Filosofía del Derecho de Hegel, y este es Marx. Marx expresa al surgente proletariado.


Pero el aspecto fundamental que tiene la Derecha es el del Liberalismo Económico. El Liberalismo Económico surge en Gran Bretaña con la derogación de la Ley de Cereales, que es dictada en 1815.


¿Por qué dictan la Ley de Cereales? Porque esa Ley de Cereales, consigue, la aristocracia cerealera británica, consigue que se dicte la ley de cereales que grava los productos de importación de los territorios externos. Al gravarlos la aristocracia cerealera británica puede vender sus productos primarios al precio que quiera, porque al gravar con aranceles impositivos los que vienen de afuera, los deja fuera de competencia. Entonces vende los suyos a precios muy elevados.


La burguesía industrial británica… ¿Me van siguiendo en esto? -porque este es el surgimiento del Liberalismo Económico más esencial de la Derecha Argentina- La burguesía industrial británica dice: “No, no, no, nosotros no vamos a comprar los cereales de los aristócratas de nuestros campos, que nos los venden tan caros. Lo que tenemos que hacer es derogar esa ley que grava a los productos primarios de importación. Al derogar esa ley vamos a conseguir que entren muy baratos. Y si entran muy baratos los productos cerealeros, el trigo, vamos a poder hacer pan barato para nuestros proletarios. Si hacemos pan barato para nuestros proletarios nuestra ganancia se va a duplicar o se va a triplicar”.

 

Porque lo que cuesta un Proletario cuesta exactamente aquello que sale mantenerlo en vida. Ese es el valor de un Proletario, y ese es el salario que se le da. El salario que se le da es exactamente aquello que sale mantener en vida al Proletario, nada más. El Proletario puede vivir con el salario, y nada más. Va a seguir siempre siendo un Proletario.

 

El Capitalista con lo que el Proletario trabaja de más, porque el Proletario durante ciertas horas cubre la cuota del salario que se le paga, pero trabaja más horas. Esta es la Plusvalía. Aquí lo que produce, lo produce ya para el patrón. “El Capital”, tomo primero.


  gori.jpg

 

Entonces, la Plusvalía es la herramienta económica que hace a la riqueza de la Derecha.

 

La Derecha es el Capitalismo, el Capitalista es la Derecha.

 

El obrero es la Izquierda porque es el explotado.

 

En general la Izquierda va ir adoptando para sí el papel de la víctima, del explotado, del hambriento, del expulsado, del que tiene menos derechos.

 

Y entonces ocurre así: El capitalista contrata un obrero y le paga un salario. Ese salario, digamos, es de $ 40. Porque con $ 40 ese obrero puede comprar todo lo necesario para vivir. Entonces le paga $ 40.

 

Pero ocurre que, en las horas en que ese obrero trabaja en la fábrica del Capitalista, produce más que $ 40, produce $ 90. Entonces hay $ 50 con los que se queda el Capitalista. Este es el Plusvalor o la Plusvalía que el obrero genera para el Capitalista.

 

De esta Plusvalía el Capitalista va a decir que él la merece, porque con esta Plusvalía él compra nuevas máquinas, mejora la calidad, puede poner otra fábrica y dar más trabajo, porque los patrones, que son la Derecha, siempre van a decir que ellos son los que le hacen un gran favor a aquellos a quienes emplean.

 

“Nosotros somos creadores de fuentes de trabajo. Ustedes son los que tienen que venir a trabajar a nuestras fábricas”. “Nosotros creamos las fuentes de trabajo. Ustedes tienen que venir a trabajar. Sin nosotros ustedes no tendrían trabajo. Fíjense todo lo que tienen que agradecernos a nosotros, a nuestro esfuerzo, a nuestra laboriosidad, a nuestra imaginación”.

 

Entonces, el Capitalista está seguro de hacerle un gran favor al obrero. Le da trabajo para que mantenga a su familia. “Somos muy, muy generosos”.

En el Capítulo 24 del Capital, Marx también dibuja la figura del Capitalista y el Obrero, la Derecha y la Izquierda. Y dice:

 

“Hay una leyenda que dice, ¿Cómo se formó el capital originario? Porque hagamos la pregunta, ¿Los capitalistas siempre tuvieron el capital? O sea, que hay un capital originario que el Capitalista de algún lado lo debe haber sacado”.

 

¿Qué contestan los ideólogos del Capitalismo?

 

Dicen, bueno, en los orígenes -una especie de respuesta bíblica- en los orígenes había una pandilla de holgazanes que no hacían nada. Este es el cuento del chanchito práctico, más o menos, de Walt Disney, ¿Si? Es el cuento del Capitalismo. Es ese… que no hacían nada, se divertían, como los dos chanchitos, los otros dos chanchitos, se divertían, la pasaban bien. Y había otra clase que trabajaba, trabajaba e iba juntando dinero....

 

En determinado momento esa clase tuvo el suficiente dinero como para contratar a los holgazanes. Y los holgazanes se dieron cuenta de que les convenía trabajar para los patrones porque necesitaban dinero, necesitaban vivir y ya no podían seguir holgando porque se había acabado la fiesta. Así es como nace el capital originario, dicen.

 

Es decir, nace con una clase laboriosa y con una clase no laboriosa. Y la clase laboriosa acumula el capital como para contratar a la clase no laboriosa y hacerla trabajar para ella.

 

22go.jpg

 

Bueno, todo el capítulo 24, que es un gran capítulo de El Capital, un genial capítulo, demuestra que no. Que el origen del capital es el saqueo de las colonias. Que el origen del capital, repito, es el saqueo de las colonias. Y Marx dice: “El capital viene al mundo chorreando lodo y sangre”.

 

¿Por qué chorrea lodo y sangre? Porque el Capitalismo nace en 1492 cuando Colón viene a estas tierras. O sea que nosotros hemos hecho posible el Capitalismo. No vamos a tener perdón nunca por eso. Perdón de nadie, ni de Dios ni del Demonio. Pero cuando viene acá ese hombre, Cristóbal Colón, que llega, mira el cielo, bueno, esa mentira... Colón viene dominado por la ambición del oro, ¿No? Por supuesto, como vinieron todos los otros, y bueno, efectivamente ahí comienza y también Marx dice: “La caza de negros en África, la conquista de Asia, de la India, de China”. Son todos los elementos idílicos, dice Marx, elementos idílicos del surgimiento del capitalismo. Esa es la acumulación originaria del capital: las barras de oro de América.

Entonces, esta Derecha Capitalista en Inglaterra hace la industria. Pero claro, la industria en determinado momento crece mucho en Manchester y Liverpool, y los capitalistas se ponen nerviosos, porque tienen a estos vagos que son los aristócratas cerealeros, que vienen de la abundancia fácil, de la acumulación de granos, y que les cobran muy caro los granos, a ellos, que son los industrialistas. Entonces dicen: “No, hay que derogar esa ley”.

 

Y muy hábilmente convencen a los proletarios y les dicen: “Únanse a nosotros y deroguemos esa ley”, y la llaman la Ley del Hambre, la Ley del Hambre. Porque al no permitir entrar materias primas de las colonias, esa ley es la del hambre, porque están condenados a comprar materias primas caras. Y entonces hacer un pan caro para los proletarios. O sea, entonces, le pueden pagar menos. Y sobre todo, ellos ganan menos, porque tienen que pagar con una mercadería que les sale cara.

 

Entonces, Adam Smith dice una de sus frases geniales, dice:

 

“Siempre será buen principio de todo padre de familia no fabricar en casa lo que puede conseguir más barato afuera”.

 

Entonces los burgueses industriales que eran adiestrados, ideologizados por Adam Smith, nada menos, el autor de La Riqueza de las Naciones, entienden que hay que destruir la Ley del Hambre. Efectivamente, la destruyen, ¿Y qué nace allí? El Libre cambio, el Libre Cambio. Porque la Ley del Hambre, la ley que prohibía importar materias primas del exterior, era una ley proteccionista impuesta por el estado en beneficio de los Land Longs. Entonces ahora esa ley ha sido derogada y el Mercado es libre.
 

El Mercado Libre es una de las grandes banderas de la Derecha.
 

No obstante, todo país capitalista, dice Marx, que quiera desarrollar la industria debe adoptar el sistema proteccionista, en Europa. Aquí no lo hicieron, no lo hicieron… debieron hacerlo… ¿Por qué? Porque aplicar el sistema proteccionista, ¿Qué quiere decir?

 

“No, las máquinas las vamos a hacer nosotros. Si las importamos, si se las compramos a ustedes, vamos a tener algunas máquinas, pero vamos a vivir toda la vida comprándoselas a ustedes. Tenemos que aprender a fabricarlas. Y para fabricarlas en casa tenemos que establecer leyes proteccionistas que impidan la entrada de las máquinas de ustedes, de los ingleses, por ejemplo, porque si entran las máquinas de ustedes, que son más baratas que las que podemos hacer aquí, no va a surgir la industria nacional”.

 

Esto es lo que intentó hacer Perón con el IAPI y las leyes protectoras.

 

Pero en Alemania, que es un país que llega tardíamente a la unidad nacional, establecen leyes protectoras. Entonces ahí con la genialidad de Bismarck, por supuesto, Alemania llega en poco tiempo a ser una potencia industrial con las leyes protectoras. Después va a pedir el libre cambio, lógico. Pero que los otros, que los otros sean los que abran sus mercados.

 

Porque ¿Qué va a decir Inglaterra?

 

“Ahora a través del libre cambio nosotros importamos trigo barato de las colonias. Sobre todo de esa colonia del sur… que alguna vez tuvimos la imprudencia, la necedad de tratar de conquistarlas, y que se revelaron heroicamente. No, no hagamos más esa idiotez. Las vamos a conquistar por medio de la economía. Además necesitamos que produzcan sus materias primas. Entonces dejémoslos que tengan su gobierno, su bandera, si himno, su ejército. ¿Para qué nos vamos a gastar en eso nosotros? Que produzcan sus productos primarios para nosotros. Los vamos a recibir más baratos que los productos primarios que nos daban nuestros terratenientes, que ahora vamos a ver como se arreglan. Pero eso no nos importa porque Inglaterra tiene que ser el taller del mundo, como dice Adam Smith. Inglaterra tiene que producir maquinarias, mercancías, manufacturas para todo el mundo, y recibir los productos primarios de afuera”.

Entonces aquí, la Derecha, es Liberal, es Liberal. Y es libre cambista. Y propone la idea del Mercado Libre. El Mercado Libre es aquel en cual todos compiten, todos compiten libremente.

 

Lo que ocurre es que Adam Smith dice que el Mercado Libre siempre va a ser libre y siempre va a ser equitativo, porque hay una mano invisible, dice… es un concepto que Smith usa uno o dos veces, pero lo usa, hay una mano invisible que siempre regula el mercado…

 

Nadie la vio nunca esa mano invisible.


No la vio nadie esa mano invisible.
 

Yo creo más en la mano de Dios de Maradona que en la mano invisible, por supuesto, pero la cosa es así.


El Mercado se regula por sí mismo, o sea que el Estado, dice la Derecha, el Estado no debe intervenir en el Mercado. Cuando el Estado interviene en el Mercado eso es Intervencionismo Estatal.

 

got-copia-2.jpg

 

El Intervencionismo Estatal entorpece el desarrollo natural del Mercado, al Mercado hay que dejarlo libre y esto es una gran falacia de la Derecha. Porque el Mercado librado a su propia dinámica tiende a monopolizarse, tiende a los monopolios y los monopolios a los oligopolios, que son los monopolios… que es la unión de los monopolios, forman oligopolios.

 

Entonces, tenemos así los distintos grupos. Los distintos grupos ya no expresan la libertad de mercado, sino que expresan la concentración de distintas fuerzas del mercado en un solo bloque. Ese bloque es muy poderoso y los otros bloquecitos ya no pueden competir con ellos.


Bueno, esta es la Derecha Liberal.

Está la derecha nacionalista. ¿Cómo vamos? ¿Vamos bien? ¿Nos vamos… siguiendo? ¿Nos estamos comunicando? Jejeje ¿Sí? Bueno.


Está también… todavía no terminé con la Derecha Liberal, por supuesto, ¿No?


La Derecha Liberal ha tenido en el siglo XX argentino una contradicción terrible. La Derecha Liberal no puede imponer su plan económico junto con la democracia. Porque el plan económico de la Derecha Liberal es tremendamente antidemocrático. No distribuye la riqueza democráticamente. Entonces no puede conceder la democracia. Ha tenido siempre que imponerse con golpes de Estado, salvo en la década Menemista.

 

Está entonces la Derecha Nacionalista, que es, digamos, es… la Derecha Nacionalista nace en 1930 con el golpe de Uriburu, que como ustedes saben no prospera mucho. El golpe de Uriburu no prospera mucho porque la Argentina ya era un país acostumbrado a tratar con Inglaterra. Inglaterra no era un país acostumbrado a tratar con regímenes fascistas, al contrario, era enemiga de los regímenes fascistas. En ese momento, el de Mussolini, cuando da el golpe Uriburu, y bueno, Primo de Rivera y ya se van insinuando las cosas en España y en Alemania el partido Nacional Socialista avanza vertiginosamente.


Entonces, digamos que, Uriburu no puede cambiar la ruta tradicional de la Argentina. Es Inglaterra la que compra nuestros granos y nuestras carnes. De modo que en poco tiempo es otra vez la tradicional oligarquía ganadera la que toma el poder a través del General Agustín P. Justo.


Ahora, junto con Uriburu asumen algunos ministros que son grandes teóricos de la Derecha Argentina. Uriburu, Uriburu viene a reemplazar al flojo de Hipólito Yrigoyen. A Hipólito Yrigoyen le hacen una campaña que consiste en decir que es un corrupto, que es un viejo y verde, que ya no razona bien. Le dicen El Peludo.

 

El diario Crítica, de Natalio Botana, personaje bastante sinuoso, emprende una campaña para tirarlo abajo, y comienza lo típico de un golpe de Estado, ¿No? Una campaña de rumores tremenda sobre la corrupción del régimen, la ineficacia del régimen, la falsa democracia del régimen, la debilidad del viejo Yrigoyen que ya nada controla, que vive encerrado en la Casa Rosada. En su lugar, les debo haber contado, que a la gente que espera a Yrigoyen, el lugar lo llaman La Amansadora, y dicen que una mujer esperó tanto que dio a luz esperando a Yrigoyen. También se dice que Yrigoyen es un obseso sexual, que no atiende a la gente porque está con jovencitas adentro de su despacho. No hay cosa que no se diga de Yrigoyen, hasta que, bueno, deciden tirarlo. ¿Pero cuál es la figura por la que hay que reemplazar a Yrigoyen?

 

Más o menos es el mismo esquema de Illia. Illia era también El Viejo, el deteriorado, el lento, le tiran las tortugas en Plaza de Mayo, y todos los lúcidos muchachos de la revista Primera Plana quieren un gobierno dinámico que tenga la suficiente polenta como para enfrentarse al peronismo, frenar al peronismo, terminar con el peronismo, no como el viejo Illia que no va a poder terminar con nada.


Entonces son todos golpistas, todos quieren tirarlo a Illia porque Illia es un viejo que no sirve para nada.


Entonces viene el macho de Onganía y la revista Así que editaba Héctor Ricardo García… es notable la penetración de los medios populares de García, ¿No? Crónica, Así, Ahora,…. y muy leído por los sectores populares.


Es notable cómo, digamos, la Derecha entra en los sectores populares con los medios apropiados, ¿No? Crónica es uno de esos medios. Mucho fútbol, mucha sangre, carreras, etc., etc., box.


Bien, entonces hace falta un macho, y viene esta especie de Franco nativo, que es el General Juan Carlos Onganía.


Yrigoyen renuncia en La Plata. Yo tengo un facsimil de la renuncia de Yrigoyen… ¡Es penosísima! Tiene una sola línea escrita en una máquina de escribir horrenda, dice: “Renuncio a mi cargo de Presidente de la República” y abajo, firma Yrigoyen. Triste final, ¿No? Después le hicieron un entierro así, tipo Alfonsín. Pero claro, el entierro de Alfonsín tuvo una finalidad política, ¿No? El de Yrigoyen… no. Descubrieron que… que lo querían mucho a Yrigoyen.


Ahora, bien, Uriburu entonces se adueña de la Casa Rosada con sus cadetes y aparecen todos los machos, todos los duros, ¿No? Leopoldo Lugones, Carlos Ibarguren, el hijo de Leopoldo Lugones, el que inventó la picana eléctrica, y Leopoldo Lugones había sido el ideólogo de esta revolución, porque en 1924 en Ayacucho, Perú, en el centenario de la batalla de Ayacucho, ahí es donde dice el famoso discurso de La Hora de la Espada.

Entonces, observemos esto. Las líneas históricas en Argentina.

 

Muy bien, lo echan a Yrigoyen, ¿A quién hay que poner? ¡Un hombre fuerte! ¡Acá las pelotas deslumbran a los argentinos!, ¿No? ¡Hay que hacer la política con tipos con pelotas, carajo! Entonces Yrigoyen, como Illia, dos flojos. Entonces lo rajan a Yrigoyen, patada en el culo, y lo mandan a Martín García donde el pobre viejo está ahí, bueno…
Hay que poner, ¿A quién? A Don Juan Manuel de Rosas. A ese hay que ponerlo en el poder. A un macho, a un macho como Rosas, a un estanciero fuerte, que resumía en sí las relaciones exteriores de la Confederación Argentina, que tenía a todo el país sometido a su mano de hierro, que los había cagado a palos a los Unitarios con la Mazorca, y los Unitarios habían tenido que huir a Montevideo. Hace falta un caudillo, un caudillo, y el referente en la historia ya no es Mitre, Sarmiento o Roca, no. Es Rosas. Y viene Uriburu, Uriburu pretende ser el restaurador de las leyes, el hombre duro. Y efectivamente es duro, porque la picana se aplica desmedidamente, ¿No?

 

Incluso Di Giovanni que le ponía bombas a Yrigoyen, e Yrigoyen no lo agarraba… no es que no lo quisiera agarrar, Yrigoyen no lo agarraba porque, bueno, en el fondo no era Uriburu. Pero di Giovanni no se daba cuenta de ello. Entonces apenas asume Uriburu, sigue poniendo bombas como siempre, pero Uriburu lo agarra. Lo agarra y lo fusila. Di Giovanni muere con gran coraje y hay un enorme espectáculo en la ciudad de Buenos Aires, “¡Van a fusilar a Di Giovanni!”. Hay incluso un tipo que dice que es un gran actor, que él va a representar a Di Giovanni en una obra de teatro que está preparando, que lo dejen entrar para ver la muerte de Di Giovanni de cerca. Esta es una de las cosas más patéticas que ocurren durante el fusilamiento de Di Giovanni, que efectivamente, no pide venda en los ojos…

Estem, emm... breve, breve digresión. Hay una película genial de Josef von Sternberg con Marlene Dietrich, que ella hace una especie de Mata Hari. Y, estem, bellísima, y hasta con un sombrero la matan, la van a matar. Y ella se pone contra la pared, se prepara el pelotón de fusilamiento y el teniente que tiene que dar la orden va a ofrecerle una… un pañuelo, una venda, ¿No? para que… muy lindo el pañuelo, ¿No? para que se tape los ojos. Cuando se lo ofrece, ella lo mira así, lo agarra, y le seca las lágrimas al teniente. Y se va.
¿No es genial eso? ¡Es genial, es genial! Nadie esperaba eso, creo.

Bueno, ¿corte acá? Podríamos cortar, ¿no?


¡Que escena, en serio! ¡Que talento! ¿Pero esperaban eso? Nadie…


¡Yo me caí de culo cuando vi eso! ¡Que lo tiró! Uno dice, ¿Aceptará o no la venda, ella? Pero no solo no la acepta, ¡Le seca las lágrimas al pibe que estaba llorando!, que estaba llorando porque iban a matar a semejante mujer, a Marlene Dietrich iban a matar, ¿no?

Bueno, un pequeño descanso. En seguida vuelvo.

 

Zero Uno.

Por Ricardo Beyer - Publicado en: Política. - Comunidad: Biopolítica, peronismo y rocanrol.
Ver los 0 comentarios
Volver a la página principal

Presentación.

Crear un blog.

Buscar.

Calendario.

April 2014
M T W T F S S
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
<< < > >>

Recomendar

Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso - Artículos más comentados